Chiste: Borracho perdido.

loading...

Borracho perdido:

Había una vez un borracho que llega a su casa a las tres de la madrugada y toca el timbre.
– ¡Ábranme la puerta! ¡Ábranme la puerta!

Como no le abre la puerta, se va al negocio de la esquina y pidió prestado un teléfono para llamar a su casa, y dice:
– Buenas noches, ¿Está José Luis?

Y le responden:
– No, él no está.

Y dice:
– ¡Cómo diablos quieren que esté si no me quieren abrir la puerta!

BorrachoPerdido


loading...

Comentarios

Comentarios

Inline
Inline